Mujeres por el Ambiente 2021

Publicado por

Cierro este año con una motivación y un compromiso muy grande que les quiero compartir en esta entrada. El miércoles 8 de diciembre recibí uno de los tres reconocimientos que The Nature Conservancy otorgó a tres mujeres guatemaltecas que han trabajado en la conservación de la naturaleza y desarrollo social en el país. Este proceso se hizo a través de una convocatoria abierta, en la cual cualquier persona podía nominar a mujeres que consideraran ameritaran este reconocimiento. Posteriormente, un jurado evaluó todas las candidaturas basadas en criterios del impacto que ha tenido el trabajo de cada una, así como los retos enfrentados, entre otros criterios.

Puede ser una imagen de texto que dice "MUJERES POR EL AMBIENTE Queremos reconocer a las mujeres sobresalientes en el campo de la conservación desarrollo social en Guatemala. Escaneando el código, puedes nominar a una mujer hasta el 12 de noviembre de 2021. La premiación será el de diciembre del presente año. TheNature Conservancy Guatemala"

Para mí fue una sorpresa recibir este reconocimiento, ni siquiera sabía que había sido nominada. Además de la sorpresa, fue un gran honor el haber sido reconocida junto al trabajo que hicieron mujeres como la Dra. Elfriede de Pöll, quien dedicó la mayor parte de su vida a desarrollarse como botánica en Guatemala. Eso me hizo recibir con humildad y con el compromiso de que aún tengo un largo recorrido en el cual espero poder seguir aportando a la conservación en el país. También tuve la oportunidad de conocer a Migdalia Hernández, una mujer que ha trabajado por la conservación del agua en San Antonio las Flores, Chinautla y quien fue la otra galardonada durante este evento.

El galardón de Mujeres por el Ambiente 2021 fue entregado a la familia de la Dra. Pöll, a Migdalia Hernández y a mí 🙂

Aunque por pandemia, el evento fue pequeño y con número limitado de personas, igual fue bastante lindo. Me siento contenta, agradecida y comprometida. Aunque estuve a punto de llorar un par de veces mientras leía las palabras que escribí para el momento de recibir el reconocimiento, lo logré, y considerando que escribir siempre resulta más fácil que abrir el corazón frente a un público, se las comparto por acá a ustedes también:

«Conocí a Karen hace algunos años, cuando estuve trabajando un proyecto de investigación en alguna parte del occidente del país. En ese entonces ella tenía 13 años, era una patoja chispuda como decimos aquí. Ella me contaba que le gustaría alguna vez subir uno de los volcanes que veía desde su comunidad. También me contaba lo mucho que le gustaban las matemáticas y que le gustaba estudiar pero cuando su mamá y su papá se separaron, sus abuelos quedaron a cargo de ella y ya no quisieron que estudiara. Estuvimos buscando becas y haciendo algunas gestiones que le permitieran retomar sus estudios, pero no logramos concretar nada. Algún tiempo después me enteré del que era uno de mis temores: Karen había quedado embarazada, sumando así a las cifras de niñas madres en este país. Lastimosamente Karen no es un caso aislado, muchas niñas y mujeres en Guatemala no tienen acceso a oportunidades para desarrollar todo su potencial. De acuerdo al índice global de brecha de género, el cual se creó para dimensionar la disparidad basada en el género con base en criterios económicos, educativos, sanitarios y políticos, Guatemala ocupa el puesto 113 de 153 países a nivel mundial. Esto significa que somos uno de los países con mayor desigualdad de género.

Por otro lado, en 2019 fue publicado un reporte mundial sobre los mejores países para ser mujer, ahí Guatemala ocupó el puesto 75 de un total de 80 países. Esto debido principalmente a los altos niveles de violencia de género en el país, los cuales contribuyen a una baja calidad de vida para las mujeres. Ser niña, ser mujer en Guatemala es una realidad llena de adversidades y es por ello que hoy quiero reconocer que en mi vida he tenido privilegios que muchas no tienen en este país. Tuve la fortuna de nacer y crecer en una familia que siempre me ha cuidado y apoyado, también tuve el privilegio de estudiar y dedicarme a lo que me apasiona. Estos privilegios he podido aprovecharlos y es así que el amor y la pasión por la naturaleza me han permitido estar aquí el día de hoy, cumpliendo mi sueño de niña de trabajar cuidando el medio ambiente.

Este es el segundo año de una época que ha sido muy difícil para todas las personas a nivel mundial debido a la pandemia. El COVID-19 ha venido a recordarnos la fragilidad humana y como, aunque muchas veces lo olvidemos, seguimos siendo una especie más dentro del ecosistema. El tráfico de vida silvestre, la destrucción de los bosques y de las barreras naturales que nos han permitido coexistir con otras especies a lo largo del tiempo, así como nuestra mala relación con la naturaleza en general han dado como resultado esta pandemia que ha afectado tantas personas alrededor del mundo. Ojalá tomáramos consciencia de que un sistema que prioriza el dinero ante la vida es algo que siempre terminará afectándonos de vuelta.

En esta época tan complicada, me siento enormemente agradecida por recibir este reconocimiento, fue algo inesperado para mí y una motivación muy grande para cerrar este año. Me siento muy honrada de recibir este reconocimiento y quiero agradecer a The Nature Conservancy por ello, a Kleinsy Bonilla por la nominación, a OWSD Guatemala que ha sido un espacio que me ha permitido coincidir con ella y muchas otras mujeres maravillosas. Agradezco a mis amistades y a mi pareja por su compañía y respaldo, así como a profesores que he tenido y me han hecho ver mi potencial. Por supuesto, también agradezco a mi familia que siempre ha estado ahí para mí, para apoyarme y hacerme creer que puedo llegar lejos. Miren dónde estoy.

Ser una de las tres mujeres que hoy recibe este premio de Mujeres por el Ambiente, además de una gran motivación, para mí es un gran compromiso. No me gusta hablar de la naturaleza desde una perspectiva meramente utilitaria, como algo que sólo tiene valor en la medida que nos dé bienestar. Creo que la naturaleza es vida y esa debiera ser suficiente razón para respetarla y protegerla. Sin embargo, también estoy consciente de que cuando hablamos de conservación no sólo hablamos de proteger flora y fauna, hablamos también de cuidar los bosques que nos dan oxígeno, el agua que es un recurso vital y, en general, todos los procesos que permiten que exista la vida en la Tierra. La conservación es trabajar por el bien común y la calidad de vida de todas las especies, incluyendo la nuestra y es por eso que es un compromiso grande. La conservación sin desarrollo y consciencia social, no funciona. Es así que hoy al estar siendo reconocida por mis aportes en el campo de la conservación, me siento más comprometida que nunca a seguir realizando mi trabajo con responsabilidad, amor, consciencia social, ética, pero sobre todo con empatía. Empatía para seguir abogando por ese balance en el que pueda trabajar por seguir protegiendo la naturaleza, pero sin dejar de lado las necesidades de las personas de nuestro país.

Finalmente, quiero dedicar este premio a todas las mujeres que estudian y protegen la naturaleza, pero no precisamente desde la academia –donde hemos podido desarrollarnos quienes contamos con más oportunidades-, sino a aquellas mujeres en los demás departamentos del país que contribuyen a resguardar la naturaleza con su conocimiento y con una defensa activa del territorio. Gracias por proteger la vida. También quiero dedicar este premio a todas las niñas de Guatemala, porque espero que algún día no muy lejano podamos hacer de este un mejor lugar para todas ustedes, en el que puedan soñar, crecer y vivir con paz y libertad.»

Algunas fotos del evento, del premio y de mí porque quedé toda linda.

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s