Hace diez años regresé para navidad

Publicado por

Este post está disponible también en audio:

Diez años es una cantidad respetable de tiempo. Me gusta pensar que la vida transcurre en capítulos de diez años (más o menos). Lo digo porque justo hoy, hace una década, era la víspera de navidad del 2010. Leía acostado en mi cama Letters to a Young Contrarian, mi mamá había salido al mercado para las últimas compras de navidad y yo me sentía un poco extraño en una casa donde había vivido toda mi vida hasta los 25 años. A esa edad me fui a estudiar a EEUU y regresé definitivamente ocho años después. Hice una maestría, un doctorado y un postdoctorado. El capítulo de los estudios en el extranjero había acabado y estaba por empezar el capítulo de ser profesor en la Universidad.

Recuerdo que estaba ansioso por empezar las clases en enero, como profesor de matemática en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de San Carlos. Ya para entonces había hecho las paces mentales con la idea de que ahora iba a ser profesor de tiempo completo en lugar de ser investigador de tiempo completo. Ingenuamente creí que iba a poder seguir trabajando con mis colaboradores… pero en una ocasión acordamos tener una reunión por Skype. El internet en la U era tan malo que no funcionó y me terminaron llamando por teléfono…

El trabajo de profesor me absorbió totalmente en los primeros semestres. Tenía que reestudiar contenidos de cursos que había impartido ocho años atrás. Además, mi corazón bondadoso no se podía resistir a dar un curso ad-honorem en la licenciatura en física. En total daba cinco cursos en el semestre. Hacer investigación quedó como un bonito propósito de año nuevo nada más.

Sin embargo, no todo estaba perdido. La verdad es que, tal como lo conté en esta entrada del blog, mi esperanza era trabajar en la Escuela de Ciencias Físicas y Matemáticas, la cual había sido creada en 2009, pero tuvimos que esperar hasta el 2015 para que en realidad empezara a funcionar. Durante esos años, preparar mis clases me tomaba cada vez menos tiempo. Lo que me sobraba lo dediqué a explorar diversos temas. Eventualmente le tomé el gusto a los modelos climáticos computacionales y ese es uno de los temas de investigación a los que me dedico ahora.

Hasta aquí uno podría decir que la historia tuvo un final feliz y que siempre sí pude seguir en la investigación, poniendo en práctica todo lo que aprendí en mis estudios. Pero en realidad eso es solo una parte de la historia.

Para poder hacer ciencia e investigación de la buena se necesita de todo un entorno e infrasestructura que aún no existe en Guatemala. He dicho hasta el cansancio que no tenemos postgrados de tiempo completo, ni becas para los estudiantes ni suficientes profesores con doctorado en las universidades. En estas condiciones el investigador está realizando investigación en solitario, muchas de las ideas para proyectos se quedan varadas porque el tiempo no alcanza. Normalmente cada una de esas ideas podría ser la tesis de maestría o doctorado de un estudiante, pero aún no llegamos a eso.

Si bien las cosas han mejorado aún falta que mejoren todavía más. Es triste ver siempre la excusa de la falta de recursos y la falta de interés de los políticos en potenciar la ciencia como ruta efectiva de desarrollo a largo plazo. Pero a la vez también es comprensible. Muchos de estos políticos no entienden qué es ciencia y lo que puede hacer la ciencia por Guatemala. A veces hemos logrado sentarnos con algún tomador de decisiones y le hemos explicado de que trata todo esto. Algunos se convencen y se vuelven fuertes aliados, pero otros simplemente no lo comprenden o prefieren seguir haciendo más de lo mismo.

Es allí en donde una de las cosas de las que me he convencido en estos diez años es que si queremos que la ciencia camine, el primer paso es ser más. Sí, ser más científicos y científicas en Guatemala. Somos tan pocos que nuestros esfuerzos se diluyen como gotas de tinta en un océano de analfabetismo científico. Estamos tan acostumbrados a que los científicos solo pueden ser alemanes, gringos e ingleses; que la tecnología se crea solo en Europa, Japón y EEUU; y que nosotros aquí no podemos hacer nada de eso. Los indicadores de ciencia y tecnología lo dicen, para que la ciencia tenga un impacto se necesitan más gente trabajando en ciencia y esto me trae a la nota de optimismo que quiero compartir.

Hace diez años, muchas de las científicas y científicos de Guatemala que estaban terminando sus licenciaturas tienen hoy sus maestrías y doctorados. Hace diez años, habían niños y niñas que hoy están estudiando química, matemática, biología, física o ciencias de la computación. Hace diez años, las voces de la gente de ciencia en los medios eran menos. Veo con alegría que el número de gente joven en ciencia va creciendo y que poco a poco se van ganando espacios. Llegará el día que no haya que convencer a la gente de apoyar la ciencia, porque habrá en ese puesto alguien que ya lo comprende y lo pone en práctica.

Por eso tenemos que ser más. Por eso es que creo que divulgar la ciencia es una tarea de capital importancia en nuestra sociedad. Para mí, es una motivación para seguir escribiendo, seguir tratando de llegar a esos adolescentes que aún no han decidido ser científicos y todas las personas que no han tenido la oportunidad de maravillarse con la ciencia.

Diez años es una cantidad respetable de tiempo. Me alegra mucho ver y saber que hay gente joven que viene detrás de mí, con quienes compartimos metas e intereses, y que anhelamos crecer como personas y practicantes de nuestra ciencia en este país en el que hemos nacido.

Apreciables lectoras y lectores, solo me queda desearles una muy feliz navidad y otro capítulo de diez años llenos de prosperidad.

Arbolito de navidad de la Escuela de Ciencias Físicas y Matemáticas, años 2016, 2017 y 2018.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s