Detalles no tan conocidos de la Escuela de Ciencias Físicas y Matemáticas, USAC

Publicado por

Ya que estamos de aniversario y siendo yo uno de los primeros profesores de la Escuela, tengo el privilegio de la memoria y la retrospectiva de cómo eran las cosas antes y después de su inicio, y de haber presenciado de primera mano los hechos que llevaron a su creación. De esa cuenta les voy a contar algunas cosas que no siempre se dicen y que seguramente no sabían.

¡Once años ya!

Parece mucho tiempo, pero podríamos decir que la Escuela fue concebida el 26 de agosto de 2009 y luego la madre Universidad tardó cinco años en dar a luz.

Durante esos primeros años se hicieron todos los esfuerzos para que se le asignara presupuesto a la Escuela. Conseguir dinero para un proyecto de esta magnitud no fue nada fácil. Hubo momentos de mucha incertidumbre. Incluso llegamos a pensar que la Escuela se iba a quedar solo en el papel. A ratos las cosas caminaban y luego se estancaban. Encontrar la disponibilidad de fondos y la ventana de la voluntad política tomó innumerables reuniones con cantidades personas. Ese trabajo se lo echaron al hombro los profesores Edgar Cifuentes y Rodolfo Samayoa, quienes sumaban las fuerzas de cada visita que Fernando Quevedo hacía a Guatemala. Fue una alegría inmensa cuando después de tanto decir “ya casi”, la aprobación se dio y empezamos a trabajar la parte administrativa de la Escuela a principios de 2015.

A partir de allí las cosas empezaron a suceder más rápido. Se hizo el traslado de los profesores que quisimos pasar de la Facultad de Ingeniería a la Escuela. Luego se hizo el traslado de los estudiantes también. Estos dos procesos no tenían precedente alguno en la historia de la Universidad de San Carlos. Nadie había hecho algo así y por consiguiente no habían reglas ni caminos definidos. Cada problema que iba apareciendo había que resolverlo de forma ad hoc, en concordancia con los reglamentos de la Universidad. Era un ir y venir burocrático que topó con muchas paredes a las que hubo que abrirles una puerta para poder continuar.

Posteriormente, la Escuela se nutrió con el regreso a Guatemala de varios colegas que habían salido al extranjero a hacer postgrados y postdoctorados. Ellos conforman la base sólida del Instituto de Investigación de la Escuela. Este grupo de profesionales tienen las competencias para poder hacer docencia tanto en pregrado como en postgrado y también investigación científica de calidad.

No me atrevo a enumerar todos los proyectos que tiene la Escuela tanto en docencia, investigación y proyección a la sociedad porque seguramente no le haría justicia a todos. Pero quiero mencionar cuál es la guía y motivación detrás de lo que hacemos en la Escuela.

Primer grupo de docentes y personal administrativo de la Escuela en 2016.

El modelo de la ECFM

Pues no es que haya un modelo documentado y con referencias bibliográficas en normas APA. Nuestra idea ha sido emular lo que hacen en los departamentos de física y matemática de todas las buenas universidades del mundo. Tratamos de imitar cosas como las siguientes.

1. Promover fuertemente la investigación

Es decir, no dedicarnos únicamente a dar clases, sino también a la producción del conocimiento. El prestigio de una universidad descansa en muchos factores pero el más visible y con más peso es la calidad de su investigación, lo cual no solo representa la entrega de un producto a la sociedad sino que deviene en mejores profesores lo que a su vez se traduce en una mejor enseñanza.

2. Favorecer que los profesores sean de tiempo completo

Esto es vital para fortalecer la academia. Ser profesor universitario no es solo dar clases. La misma Universidad contempla en sus reglamentos que el personal académico puede tener actividades de docencia, investigación y extensión (proyección a la sociedad). Si el profesor tiene que correr en el tráfico de una universidad a otra para lograr completar su salario, simplemente se destruye la academia. En cualquier universidad prestigiosa con una alta productividad académica, los profesores son de tiempo completo.

3. Incluir el postgrado como la continuación natural del pregrado

Así hacemos que un profesor con el grado apropiado pueda impartir clases de pre y postgrado como parte de sus actividades cotidianas y sin tener que incurrir en más burocracia. Además, logramos algo crucial: entrelazar la docencia de postgrado con la investigación, haciendo que los estudiantes se integren a los proyectos de los profesores y estos últimos tomen el rol de asesores de tesis. Es una de esas situaciones gana-gana (que le dicen), ya que el profesor adquiere un estudiante que le ayuda a avanzar su proyecto, y el estudiante encuentra un tutor y guía que lo acompaña a lo largo de sus estudios culminando en la tesis. El resultado de esta simbiosis académica es la publicación de artículos científicos que han tenido una asesoría sólida.

4. Promover la interacción e intercambio académico

Lo hacemos a través de cursos, talleres y seminarios. En la Escuela tenemos un seminario o charla cada semana. Los seminarios han existido desde siempre. Pero ahora se han hecho más frecuentes. Cuando yo era estudiante teníamos un seminario cada vez que llegaba un profesor visitante, o sea, muy rara vez. Ahora los tenemos semanalmente, gracias a la participación de los profesores y los estudiantes de la Escuela como a la gran cantidad de visitantes que hemos tenido por la mediación y gestión de nuestros propios profesores.

5. Proveer los medios para que nuestros profesores continúen su formación de postgrado

Lo cual es especialmente importante en el área de matemática. Por razones históricas, la cantidad de matemáticos con postgrado ha sido menor que la de físicos. Esta fue la razón para entablar una colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México para que los profesores de matemática de la Escuela tuvieran la oportunidad de cursar la maestría en matemática de la UNAM. Pronto veremos los primeros frutos de esa colaboración.

En un país ideal, o tan solo menos peor, el estándar sería que todos los profesores universitarios tuvieran grado de doctor. Ese es el estándar internacional. Sabemos que nuestra realidad académica y social no favorece que un profesional pueda continuar su formación de postgrado a menos que salga del país. Esta es una razón de peso para formar más y mejores profesionales y así poder contar con postgrados locales de calidad.

Lección inaugural con Miguel Alcubierre

Con motivo del aniversario de la Escuela, este año se pensó invitar a Miguel Alcubierre de manera presencial. Ya sabemos que el coronavirus se vino a pasear en todo, por eso fue de forma virtual. Miguel es un físico mexicano, profesor e investigador de la UNAM que ha hecho importantes contribuciones en el problema de resolver las ecuaciones de Einstein para la colisión de dos agujeros negros. Vean su página en Wikipedia.

En 2012 tuvimos la visita de Miguel para el Curso Centroamericano y del Caribe de Física (CURCCAF).

En esta ocasión el tema de la charla fue “Ondas gravitacionales” el cual es muy cercano a mi corazón porque fue en lo que trabajé mi maestría y doctorado.

Recuerdo muy bien aquellos años alrededor de 2005, cuando empecé el doctorado. Alcubierre había publicado uno de los artículos que fueron piedra angular para poder simular la colisión de dos agujeros negros. Como muchos problemas en física, la mitad del mismo está resuelto al escoger bien el sistema de coordenadas. El problema con los agujeros negros era que nadie sabía qué coordenadas usar para las ecuaciones de Einstein. Miguel propuso una manera de elegir esas coordenadas, que en Relatividad General se hace de forma dinámica, como parte misma del sistema de ecuaciones que se resuelven.

Justo alrededor de aquel año salieron las primeras simulaciones de la colisión de dos agujeros negros. Era la primera vez desde que el mismo Albert Einstein postulara sus ecuaciones de la gravedad, que el problema de los dos cuerpos en Relatividad General había sido resuelto por medio de soluciones numéricas en una super computadora. Fueron momentos muy emocionantes.

A futuro (y más allá)

Aunque hemos tenido un buen inicio aún falta mucho por hacer. Una de nuestras limitaciones serias es la falta de espacio físico, ya que hasta el momento la Facultad de Ingeniería nos ha brindado amablemente el espacio para oficinas y salones de clase.

Parecernos cada vez más a las buenas universidades implica tener un postgrado fuerte. Esto es algo en lo que aún estamos trabajando. El postgrado es un engranaje fundamental en la maquinaria de la investigación. Más estudiantes de postgrado implica más fuerza de trabajo para la investigación.

Y claro, también nos gustaría contratar más profesores en más áreas diferentes. Allí es donde eventualmente los estudiantes que decidan regresar a Guatemala después de hacer su postgrado tendrán un papel importante. Pero bueno, no son solo las buenas intenciones, también necesitaremos de un presupuesto más grande para contratar más gente.

Estoy convencido de que el papel de todos aquellos estudiantes que regresan al país es tan importante, que sin ellos no es posible ningún avance para establecer de una ciencia sólida. En la etapa de desarrollo en que nuestro país se encuentra, el trabajo de un científico no se limita a dar sus clases y hacer su investigación. Buena parte se irá en construir el aparato académico que permita a las futuras generaciones poder desempeñarse como lo hacen ahora científicos de otros países. Nuestro trabajo actual es fundar la base científica del país. Esta es una tarea que no cualquiera acepta. Trabajar como científico en Guatemala no lo mismo que hacerlo en el primer mundo, pero de eso les hablaré otro día.

Ya me despido, no sin antes decir que todas estas impresiones y comentarios son míos como persona y no representan ninguna postura oficial de la Escuela.

Si me preguntan, para mí cual es la diferencia entre el antes y después de la Escuela diría esto: yo era docente de tiempo completo, gracias a la Escuela puedo volver a hacer investigación de nuevo.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s